4 de cada 10 adolescentes bonaerenses no usan métodos anticonceptivos

La información se desprende de la Encuesta Provincial de Juventud. Paralelamente, notificó que el 24% de las chicas que no se cuidan  no lo hace porque su pareja no quiere.

El trabajo abarcó a 2766 jóvenes. Y corroboró que sobre la frecuencia del empleo de métodos anticonceptivos, el 65,5% de los varones y el 61,2% de las mujeres respondieron que siempre.

En tanto el 29,6% de varones y el 33,2% de mujeres dijeron que “a veces”; el 3,2% y 2,2%, respectivamente, dijo que casi nunca y finalmente, el 1,7% de los varones y el 3,4% de las mujeres dijeron “nunca”.

A su vez, el informe determinó que la edad promedio de iniciación sexual en la Provincia es a los 16 años. Y a pesar de que la mayoría se cuida en forma regular (61,2%), hay un 33,2% de las chicas que se cuida en forma ocasional.

Lesa humanidad: más de la mitad de los detenidos gozan de la domiciliaria

Los datos se desprenden del último informe de  la Procuraduría sobre Crímenes contra la Humanidad. En la Argentina hay 3.007 imputados por este tipo de delitos, de los cuales 1.297 están libres, 1.038 detenidos y 36 prófugos.

La investigación plantea además que a más de 40 años de la dictadura genocida, todavía hay 275 causas en etapa de instrucción (previo a llegar a juicio).

Específicamente el estudio advierte que de los 1038 condenados, 602 tienen el beneficio del arresto domiciliario, 375 están en dependencias del Servicio Penitenciario Federal o provincial y; 61 en otros lugares.

Lo que representa que cerca de 2.000 genocidas con causa judicial están fuera de la cárcel.

Paralelamente, más de 100 genocidas pidieron ser beneficiados con el 2×1 y otros con la excarcelación al cumplir los dos tercios de la condena.

Desde el 2006 hasta la actualidad, el Poder Judicial condenó a 867 personas por delitos de lesa humanidad, incluyendo a uniformados y civiles. Además de los imputados todavía no juzgados, hay otros culpables que aún no fueron identificados y siguen impunes.

 

Se aprobó la “Ley Brisa”

Por unanimidad de la Cámara de Diputados, la normativa le otorga una reparación económica a los hijos de víctimas de femicidio. 

La ayuda, que regirá desde el momento del procesamiento del femicida, consiste en un haber jubilatorio mínimo mensual, con sus incrementos móviles, y está destinado a personas menores de 21 años o con discapacidad, siendo retroactiva al momento de la comisión del crimen (aunque el delito se hubiera cometido con anterioridad a la sanción de la norma).

¿Por qué Ley Brisa?

Brisa y sus dos hermanos son hijos de Daiana Barrionuevo, una joven de 24 años que fue asesinada en 2014 a golpes por su expareja, Iván Adalberto Rodríguez, en Moreno.

El cuerpo apareció flotando en el arroyo Las Catonas y el femicida fue condenado en 2017 a prisión perpetua. En aquel momento, el padre de Daiana, Osvaldo Barrionuevo, se hizo cargo de sus nietos pese a su difícil situación económica.

Curso gratuito de Primeros Auxilios

En la mayoría de las urgencias, la primera persona que asiste a la víctima no es un médico. Por eso es conveniente que todos tengan conocimientos básicos de cómo proceder.
El Dr. Mariano Delledone visitará este sábado la Casa del Pueblo en Alejandro Korn para brindar un curso básico gratuito abierto a la comunidad. Los cupos son limitados.

Masiva marcha por el “Ni una menos”

La tercera edición de la movilización se realizó en distintos puntos del país. Este lunes habrá una concentración en Plaza de Mayo.

El movimiento Ni Una Menos se movilizó este domingo en diferentes ciudades de la Argentina para exigir que frenen los femicidios y demandar la legalización del aborto.

En tanto, este lunes habrá marchas en todas las provincias en la cuarta edición de la marcha nacional #NiUnaMenos contra la violencia de género.

Desde las 17, el movimiento de mujeres, lesbianas, trans y travestis dirá “basta a la violencia machista y patriarcal sobre nuestros cuerpos”.

 

 

Femicidios: en los últimos 10 años, 3000 chicos perdieron a su madre

La escalofriante cifra fue difundida por la ONG Casa del Encuentro. En el 63% de los casos están involucrados menores de 18 años. 

El Observatorio de Femicidios de la organización civil La Casa del Encuentro notificó que entre el 2008 y el 2017, 3158 niños perdieron a su mamá por ser víctima de violencia de género.

El flagelo es de larga data en nuestro país. En el 2016, el Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes por ejemplo intervino en 29.839 casos registrados en la Capital Federal, de los cuales la mitad estuvo relacionado con situaciones de violencia y, de ellos, el 25 por ciento fueron graves.

 

El Senado aprobó la “Ley Justina” que facilita los trasplantes de órganos

El proyecto establece que sólo no será donante quien así lo especifique en vida. Los familiares ya no podrán oponerse. La iniciativa es en memoria de la nena de 12 años que murió en noviembre del año pasado mientras esperaba un trasplante de corazón. 

En el Senado recibió 68 votos a favor, ninguno en contra y cero abstenciones. Fue elaborado por miembros del Incucai, el Ministerio de Salud nacional y los padres de Justina Lo Cane. Ahora pasó a Diputados para su sanción definitiva.

Entre los puntos más salientes el proyecto define que todos los mayores de edad serán donantes, excepto que expresen su negativa a serlo. Paralelamente estipula que el 20% del presupuesto del Incucai será destinado a la capacitación profesional.

“Actualmente, cuando una persona no comunica su negativa a donar pero su familia sí se niega en medio de un momento de dolor, se puede generar una traba para el sistema sanitario. Esta nueva ley empoderaría al sistema sanitario, que es el que tomaría las decisiones. A la vez, siempre se puede dejar registrada la negativa a donar”, detallaron desde el Incucai.

También se contempla que se prioricen los viajes interprovinciales de quienes sean donantes en un trasplante cruzado, y que su tratamiento -y el del receptor del órgano- esté completamente cubierto por las obras sociales o el Estado.

 

 

Transporte: cómo tramitar la tarifa social

El beneficio está destinado a jubilados y pensionados; ex combatientes de la Guerra de Malvinas; personal de trabajo doméstico y beneficiarios de planes sociales.

El trámite es sencillo. Hay que acercarse a un Centro de Atención o punto de El Estado en tu Barrio, con la tarjeta SUBE y el documento para registrarla. También se puede registrar en línea con el Pin SUBE, que se obtiene desde Mi ANSES.

Una vez que la tarjeta esté registrada y se determina que le corresponde el beneficio, tendrán que acercarse a cualquiera de las Terminales Automáticas, apoyar la tarjeta y activar el beneficio en el momento.

Además podés aplicarlo cuando hacés una carga en las agencias de lotería nacional, provincial, o en las estaciones de tren.

De esta forma, el primer viaje en colectivo lo pagarán a 10 pesos, el segundo a 5 y a partir del tercero, 2,50; siempre en el mismo día. En tanto, para los usuarios con TSF, el boleto mínimo de colectivo en el primer viaje saldrá 4,50 pesos, en el segundo 2,25 y a partir del tercero, 1,13. 

Mientras que en el caso de los trenes, los ramales con boleto mínimo de 3 pesos se actualizarán a 3,25. Con TSF valdrá 1,80 pesos- mientras que el boleto mínimo de 6,25 pesos se abonará a 6,75 -con TSF 3,70 pesos-.

 

Rige nuevo aumento para el Transporte

Como había sido anunciado por el Gobierno a principio de año, desde junio en la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano el boleto mínimo del colectivo será de 10 pesos. Aquellas personas que viajen más de 30 kilómetros, deberán pagar 11,75 pesos. El tren costará 6,75 pesos. 

“Es el aumento que queda de los anunciados a principios de año. Es la tercera etapa de esta actualización que venimos llevando adelante”, ratificó el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.

Trenes

En las líneas Belgrano, Roca y Urquiza, donde hasta mayo el boleto mínimo costaba tres pesos, desde este mes saldrá 3,25 pesos; mientras que las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín que tenían un mínimo de seis pesos, ascenderán a 6,75 pesos.

 

WordPress.com.

Subir ↑